ESPALDA, POSTURA, LESIONES Y DOLORES

July 26, 2017

               

 

                Para empezar, quisiera explicar términos muy usados en nuestro día a día, y su mecanismo de producción. Como el mismo título dice, hablaremos de dolores, lesiones y sus relaciones con la postura y el raquis.

 

 

               

             Vamos a tomar un caso imaginario, pero con unos datos muy reales y comunes. Tenemos a Fernando, 39 años, trabaja de lunes a viernes unas ocho horas y siempre sentado, quitando algún momento en el que tenga que levantarse. Observamos que durante el trabajo, su posición no es muy deseable, con una actitud muy cifótica; sus hombros están "echados hacia adelante",  al igual que su cabeza. Se añade un cierto grado de estrés, el cual produce una tensión extra en su zona cervical. Suele salir a correr esporádicamente, sin un hábito en cuanto a ejercicio y alimentación.

 

 

 

                Posee contracturas dolorosas y frecuentes en la zona dorsal, lo cual le lleva a acudir al fisioterapeuta para remediarlas, pero sin éxito. Primero, explico que una contractura es simplemente una contracción involuntaria de unas fibras de un músculo ante una tensión continua y una estrategia propia del mismo para gastar menos energía.

                ¿Qué es el dolor? El dolor es un síntoma ante un problema, algo que nos indica que en alguna parte de nuestro cuerpo algo no funciona como debería.

                El cuerpo humano está preparado para soportar más de lo que nosotros pensamos, y cuando avisa (si es que avisa), suele ser cuando está en las últimas o al límite de aguantar una carga estresante. No somos conscientes de lo mucho que maltratamos nuestro cuerpo, y resulta, que nuestra postura y dolores son el reflejo de esa autoagresión.

 

                Para entender cómo funciona el cuerpo ante este aspecto, observémoslo de la siguiente manera:

                Si sales de fiesta y te tomas una copa, no pasará nada. En el caso de ir acumulando más, ya empezaremos a notar avisos, pero...¿cuál es la barrera entre el "estoy bien" y el "me he pasado"? Muchas veces esa barrera es tan fina que cualquier movimiento o acción (por mínima que sea) colma el vaso, y es entonces, cuando aparece el dolor. El dolor es un síntoma, pero detrás de él tenemos un problema mayor. Este dolor refiere al siguiente término, una lesión.

 

                Podemos decir que una lesión es un daño en una estructura del cuerpo, ya sea ósea, articular, muscular o visceral, producido por un traumatismo o alteración paulatina, y con unos síntomas determinados.

 

                Intentaré abordar siempre las lesiones desde la prevención como primer recurso, y después desde el tratamiento cuando la lesión ya está establecida.Obviamente será mejor prevenir que poner el remedio, aunque esto no se cumple en todos los casos. Tanto para la persona que quieran prevenir, como para alguien que "lleva una cuantas copas de más" lo mejor es establecer una estrategia que combine la alimentación, el ejercicio, la ergonomía en el trabajo, control de las emociones,  y la terapia manual.

 

                Situándonos en el caso de Fernando, él simplemente tiene una lesión muscular sin mucha importancia, como es la contractura. Pero hay que ser conscientes de lo que su hábito puede llegar a producir. Las patologías más comunes para este perfil de personas son:

 

- Hernias discales (lumbar y/o cervical).

- Protrusión discal (lumbar y/o cervical).

- Escoliosis.

- Lumbalgias.

- Obesidad.

 

                Hay un dato muy importante y que se debe aclarar, y es que debemos distinguir si una patología es principal o secundaria.

                Fernando levanta una caja y padece un gran dolor en las lumbares, debido una sobrecarga de las mismas o lo que comúnmente se llama lumbalgia debemos observar si hay un problema detrás, como pudiera ser una hernia discal lumbar, la cual sería una patología principal y la lumbalgia una secunda.Pero en su caso, solo tenemos un trastorno de la postura, el cual tiene un origen, y debe ser tratado para que no se desarrollen patologías más graves. Si Fernando dijera: " ¡Voy a sentarme bien en el trabajo! "

               

Es una buena actitud pero lo llevaría a un fracaso, debido a que su cuerpo y sus estructuras no se lo permitirían. Para ello, necesitaría tratar estos puntos de forma coordinada:

 

 

 

 

TERAPIA MANUAL

 

ALIMENTACIÓN

 

ESTRÉS

 

ERGONOMÍA EN EL TRABAJO

 

EJERCICIO

     

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

ERGONOMÍA EN EL TRABAJO

July 26, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes