ERGONOMÍA EN EL TRABAJO

July 26, 2017

               

 

 

                En relación al anterior artículo y posteriores, hablaremos sobre la ergonomía en el trabajo y el riesgo de lesiones derivadas del mismo.

 

                No tenemos en cuenta que trabajamos durante ocho horas o más al día, y por lo general de lunes a viernes (incluso sábados y domingos). En el trabajo realizamos movimientos repetidas veces, las cuales pueden superar las 1000 repeticiones diarias. ¿ Esto puede pasar factura?.

 

                No tengo la menor duda, tanto si trabajas sentado o de pie; la postura es muy importante, tanto, que condiciona la acción de las extremidades. Pondré varios ejemplos en función del tipo de trabajo y sus lesiones más frecuentes:

 

 

               Estas son solo algunas de las patologías derivadas de estas actividades, muchas patologías son el origen, agravante o desencadenante de otras, como por ejemplo una persona con hernia discal tiene una gran probabilidad de padecer una lumbalgia fuerte. Por lo tanto en cada actividad habría que tener en cuenta una serie de pautas para reducir el riesgo de lesión.

 

 

SENTADO FRENTE AL ORDENADOR O VENTANILLA

 

 

                En este caso la postura y el control del estrés son clave. Soy consciente que es muy difícil para cualquier persona, cambiar un hábito establecido durante años. Por lo tanto debemos analizar nuestro puesto de trabajo, y observar que el asiento y su altura respecto a la mesa sea la adecuada. También regular la pantalla del ordenador de forma que nuestros ojos miren siempre al frente y nuestra no esté flexionada hacia el frente. Nuestra columna debe estar erguida, como si tiraran de nosotros hacia el techo. Otro detalle es tener los brazos apoyados en la mesa y evitar echar los hombros hacia adelante; así evitaremos que se sobrecarguen los trapecios y se originen contracturas.

 

 

 

DE PIE, MUCHO DESPLAZAMIENTO Y TRANSPORTAR OBJETOS

 

           Hay que tener en cuenta mucho detalles a la hora de tener un trabajo de estas características, tanto en el calzado como en la biomecánica a la hora de manejar y/o transportar objetos. El número de pasos recorridos al día superan los 15.000, lo cual cumple las recomendaciones diarias en cuanto a número de pasos (10.000). Desde este punto es saludable porque ponemos en marcha a nuestro cuerpo y el consumo calórico es mayor que en otras actividades laborables. Si observamos que una personas que anda a una velocidad moderada durante unas 8 horas diarias durante casi toda la semana, podemos ver que lo que más sufre en su cuerpo son los pies, extremidades inferiores y la zona lumbar. El pie es la base de nuestra estructura, y si hay un problema a ese nivel, no dudes que manifestará molestias sobre todo en rodillas y cadera.

 

 

 

DE PIE, POCO DESPLAZAMIENTO, MANEJANDO OBJETOS

 

 

                En este tipo de trabajos, la biomecánica a la hora de levantar un objeto o manipularlo no es la forma más deseada, lo cual puede desencadenar una lesión. Realizar una acción repetidas veces y sin técnica puede hacer que nuestras estructuras se resientan y un día no puedan soportar el ritmo impuesto. La mejor solución es una combinación de terapia manual, higiene postural/técnica y estiramientos que eviten el acortamiento de algunos músculos y por lo tanto de cadenas musculares.

 

 

 

DE PIE, POCOS DESPLAZAMIENTOS, MANIPULAR OBJETOS PESADOS

 

               

Los esfuerzos son mayores en cuanto a intensidad por lo tanto un trabajo como este puede ser tanto beneficioso como perjudicial. El mejor ejemplo podría ser el de un empleado de fábrica el cual tiene que levantar 500 sacos de 20 kilos al día. La fuerza ganada sería un punto a favor ya que mejorará su masa muscular, densidad ósea y su nivel de condición física en general. Hasta ahí todo bien, pero... ¿ y si realiza el mismo movimiento de una forma poco apropiada y cuidadosa para su espalda?. En este caso la lesión está asegurada, las lumbalgias pueden llegar a ser crónicas, y con suerte de no desarrollar una protusión o hernia discal.

                El acortamiento tanto de cadenas musculares como de ciertos músculos involucrados en la actividad será bastante elevado, lo que producirá contracturas y falta de movilidad en el cuerpo. Por lo tanto la mejor estrategia sería una correcta biomecánica a la hora de manejar objetos, trabajo de la musculatura más débil, estiramiento  y terapia manual de las estructuras más rígidas y sobrecargadas.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

ERGONOMÍA EN EL TRABAJO

July 26, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes